diarios, Lucho, procesos

10 de mayo

querida Diaria,

en realidad, hoy escribo a ciegas. Y sin papel ni lápiz. No dejo de pensar en la de cosas que tengo que contarte, pero no puedo distraerme ni un segundo. Hace días que mamá no aparece. No me preocupa cuidar de Martina. Me preocupa no poder salir a buscarla. ¿y si no puedo volver? Ya salimos ayer, y otro día la semana pasada, a ver si encontrábamos algo de comida. Martina trata de no parecer asustada, pero aprieta tanto la peonza en su mano arañada que se hace daño. Yo creo que no quiere llorar para que sigamos buscando, porque en realidad tiene mucha hambre, pero en la mitad de cada mejilla lleva una línea de lágrimas que van cayendo sin pararse. Nunca. Hasta que volvemos y se sienta otra vez bajo la mesa.

Diaria… estaría muy bien al menos encontrar algo más de papel, o unas tizas, o un lápiz. Así podría contártelo todo. Lo haré en cuanto pueda.

 

Mientras tanto, espero que te llegue este abrazo que te envío.

Y besos.

 

Lucho

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: